viernes, 3 de febrero de 2012

Viernes noche.

Hola gente que me lee.
Estos últimos días han sido muy extraños, casi tanto como estoy yo también. Anoche mataba por pillar el pc y escribir para desahogarme un poco de la misma mierda de siempre, que no es poca. Por poner un ejemplo, ayer pasó algo en mi entorno que nos hizo a todos juntarnos en una voz para defender a una compañera, y lo único que logramos fueron más gritos y problemas. Por mucho que nos digan lo contrario estamos solos, no hay nadie más allá para ayudarnos a seguir adelante.
 Mientras, vuelvo al que debería ser mi hogar, el sitio en el que debería poder ser yo misma. Mostrar libremente mis luces y sombras, un sitio donde sentirme bien. Pero al llegar lo que me encuentro es un territorio hostil, una especie de campo minado en el que tengo que intentar sobrevivir cada día para poder proteger a quienes me importan. Mientras, cada uno sigue con su vida mientras me dejan atrás.
Podría decir eso de “hacía tiempo que no me sentía tan sola”, pero es mentira.
Siento que todo ha cambiado y a la vez sigue igual.

1 comentario:

  1. primaaa!! vaya entrada...si necesitas algo llámame!! te quierooOOo!!

    ResponderEliminar